A pocas horas de iniciar el desalojo de una familia vulnerable, fue suspendido

A pocas horas de iniciar el desalojo de una familia vulnerable, fue suspendido

Las leyes a veces cometen errores, como el mal momento que le tocó vivir a Ileana y su familia. Su situación es bastante difícil, sin embargo, ella sabe que debe abandonar el apartamento en el cual vive, pero debido a las condiciones de la pandemia, encontrar la solución se ha vuelto todo un reto.

El inicio de la historia de Ileana

Ileana es una mujer que vive con su madre, su esposo, y sus 2 hijos, en el bloque de Badalona, bajo la condición de okupa.

Su situación familiar es compleja, su hijo mayor, de apenas 17 años, padece de un tumor cerebral inoperable, y su madre ya no trabaja, debido a la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE).

Ella está consciente de que su situación habitacional no es legal, y que debe desocupar el piso en el que vive junto a su familia. De hecho, el día 3 de marzo iba a ser desahuciada, pero una manifestación evitó la acción, impidiendo el acceso al bloque.

Ante esta situación, la orden fue re-asignada para el día 9 de junio del 2020, por supuesto, sin contar que debido a la pandemia por Covid-19, surgió una orden superior que otorgó una moratoria de seis meses, por lo que los desalojos serían interrumpidos tentativamente, hasta el mes de octubre.

La incertidumbre ante su situación

Con el avance en las fases hacia la nueva normalidad, el Juzgado número 1 de Badalona inició labores. Ante lo cual, grupos anti-desahucios iniciaron sus movilizaciones y críticas, reclamando que las expulsiones debían ser aplazadas, considerando la emergencia por el Covid-19.

Ileana señaló que pensaba que los desahucios estarían suspendidos durante 6 meses. A lo que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca aclaró, que en la medida indicada por el ejecutivo Pedro Sánchez no están incluidos los desahucios.

El decreto hace referencia a los inquilinos con amenazas de expulsión con contratos de alquiler y que hayan perdido el empleo como consecuencia de la pandemia.

El caso de Ileana y su familia es por completo diferente, ellos están en condición de okupa, una situación que los propietarios legales pueden evitar con ayudar del cerrajero, pero en este caso, la familia incluso llegó a pagar un alquiler fraudulento a la persona que se había apropiado de manera ilegal del piso.

Cómo culminó el caso de Ileana

La familia de Ileana es considerada vulnerable, de hecho recibe alimentos de la Cruz Roja desde el mes de abril, ella y su madre están de baja laboral y aunque han cobrado su primer subsidio del ERTE, sus condiciones no son las mejores.

De acuerdo a representantes de la plataforma Sant Roc Som Badalona, la familia de Ileana cumple con las condiciones de la Generalitat para obtener un alquiler social.

Pero esto requiere un proceso, el cual fue iniciado por Ileana, sólo que a raíz del Covid-19, todo el proceso está paralizado, porque la oficina de vivienda de Badalona no cumple con las medidas de seguridad.

Por lo pronto, Ileana y su familia solicitaron una prórroga, por otra parte, los servicios sociales del Ayuntamiento de Badalona redactaron un informe planteando la situación de vulnerabilidad de la familia, y a menos de 24 horas de ser ejecutado el desahucio, fue suspendido.

admin

error: Content is protected !!